Propuestas nuevas en el primer día de Rock al Parque 2017

Propuestas nuevas en el primer día de Rock al Parque 2017

Sergio Garzón
Escenario Plaza de Rock al Parque 2017. Ph: David Micolta

Bogotá recibió la primera dosis de un inmenso festival, como lo fue el primer día de Rock Al Parque 2017; el cual desde sus anuncios generó cierto tipo de controversias (ante una modificación en su cartel original…), no obstante, el evento mantuvo la talla con un cartel variado, nutrido y sobre todo encaminado hacia la esencia original del festival: el rock.

La edición número 23 del festival sorprendió con un montaje nuevo para la tarima Plaza, la cual contaba con más de cuatro metros de altura adicionales en comparación con la tarima del año pasado, la que sin duda fue aprovechada al máximo por cada agrupación que pisó el escenario.

El estandarte de éste año sería “Conservar, descubrir y celebrar“, el cual por el momento ha sido respaldado por casi la totalidad de las agrupaciones nacionales, pues fue la fusión de sonidos propios de nuestra cultura, los que se acoplaron de una manera magnífica al metal y sus infinitas derivaciones.

El reto más grande del festival estuvo a cargo de Umzac, los cuales, con una de las mejores propuestas de folk metal en Colombia, rompieron el silencio del parque Simón Bolívar. Su trabajo “Usqua Quyca | Hilando Historias”, un EP que está recién salido del horno, relata crónicas precolombinas a manera épica, gracias a sus inclementes baterías y distorsiones en guitarra eléctrica, sin dejar a un lado el tiple, el requinto y la bandola andina.

Bajo un sol inclemente y ante un nutrido grupo de aficionados madrugadores que  respondieron de manera fiel al concierto, llegaría al escenario Bio, la agrupación Cobra, quienes tienen un renombre entre los aficionados al thrash/speed metal, pues habían tocado tan solo dos canciones y el público ya coreaba el nombre de la banda. No era para menos, pues con tres discos larga duración ("Grito en el abismo", "Tiranía", "Sin dominio del tiempo"), el público se regocijaba entre el pogo y los coros de “Night Hunter” o “Exceso de alcohol”.

Los sonidos de la vieja guardia del metal y el hardcore, se tomarían la tarima Plaza, provenientes de un lugar poco “común” como lo es Cartagena, la agrupación Fenix enganchó muy bien con el público, su álbum “Predatory” subía y subía cada vez más el ánimo, sin embargo, casi al finalizar la canción “Rise”, se fue el sonido frontal provocando un poco de confusión en el escenario al ver a su público pidiendo volumen. Un solo de batería interactuaba momentáneamente con los aficionados que gritaban “¡Fenix, Fenix!”. Haciendo finalmente, honor a su nombre, resurgieron de las cenizas tras 20 minutos de larga espera, para terminar con más ganas una presentación que sin duda quedaremos con ganas de repetir de nuevo en Bogotá.

Hacia las 2:45 pm, subía al escenario Bio, una agrupación que ya tiene un  legado importante en el metal colombiano: Ekhymosis. Aunque ya hemos conocido varias facetas de ésta banda antioqueña, que se niega a abandonar sus principios en el heavy metal, y qué manera de seguir haciendo música que se enfrenta totalmente a la guerra con su más reciente álbum “Paz con cadenas”. Sin embargo tras finalizar el show, quedó la sensación de que para ser el primer Rock al Parque de la banda faltó un poco más de energía.

Ahora el poder sería de las mujeres, que dieron la lección de que ellas también pueden hacer metal de excelente calidad. Poker sería la cuota distrital para el headbanging y el pogo. El trío prácticamente arrasó con el escenario con temas como “Doing What You Think Is Right” y “Vomithrash” sin dejar a un lado los adelantos de su nuevo disco “Chaos Left Behind”. Y si el público quedó sin energía tras el show del trío capitalino, Nervosa, tendría el poder para volver a subir los ánimos. Fernanda Lira no paró de correr de un lado a otro por el escenario, mientra que las “muecas” de Prika Amaral, hacían entender que el show iba por todos los cielos, pues comentaban que estaban algo sorprendidas ante la energía de un público como el de Rock al Parque.

Tras un intento fallido de visitar Bogotá en años anteriores, los alemanes, Heaven Shall Burn, regresarían en esta ocasión con una gira por latinoamérica en compañía de Carcass (quienes no pasaron por el festival), pero sí junto a Lamb Of God, los cuales estaban encargados de cerrar el festival. Como era de esperar “Wanderer” sería protagonista en la presentación de los alemanes, quienes lanzaron éste álbum a finales del 2016.

El metal extremo orieso de la ciudad de Medellín tuvo encuentro en el escenario Eco, con dos agrupaciones legendarias como lo son Organismos, y Reencarnación. La primera que viene con actividad reciente, tras tocar en compañía de Gorguts (Canadá) y Casket Grinder en la ciudad de Envigado. Con el recorrido tan extenso de Carlos Mario La Bruja” Perez, quien participara originalmente en Parabellum (otra de las agrupaciones más representativas del metal clásico colombiano), Organismos viva la llama que en lugares como Europa o Asia, hacen de Colombia, una cuna del verdadero metal extremo. Caía la tarde con mucha lírica crítica y sobretodo la música como una filosofía. Reencarnación cerró con broche de oro una tarima que bien podría llamarse selectiva en cuanto a gustos se refiere; la energía de su frontman Víctor Raúl “Piolín” Jaramillo es inigualable y da fe de que el metal siempre será el mejor elixir de la vida.

Una despedida que recordarán los metaleros “vieja guardia” será la de los legendarios Darkness, los cuales fueron invitados a Rock al Parque para conmemorar su último concierto, tras tres décadas de heavy metal. Y estuvo a cargo nada más y nada menos que de Oscar Orjuela y Rodrigo Vargas, miembros originales de la agrupación; el culminar una carrera tan gloriosa con temas como “Metalero”, “Espías Malígnos”, “Soberanía Ironía” y “Guerrofobia”. El legado de Darkness siempre se basó en la crítica hacia la violencia colombiana, combatiéndola con la mejor arma que llega a todos: la música.

Dead Silence, Occultus y Vein trajeron de nuevo las sombras al escenario Plaza, la primera con una propuesta de guturales gruesos y distorsiones algo agudas que sirvieron como puente para seguir llenando de público ésta tarima. Occultus y Vein ofrecieron una presentación más visual, primero con una puesta en escena dramática del vocalista, sin duda una presentación del mismo talante de su  DVD grabado en  el teatro Jorge Isaacs, el cual lleva por nombre “Serpent Heart”. Para Vein, última banda antes de la cabeza del cartel, fue algo que nunca se había visto en Rock Al Parque; un performance de pintura al mismo tiempo que la banda interpretaba sus mejores temas mezcla de groove y death metal. Cabe resaltar que el trabajo discográfico de Vein trae un compilado de todas las obras recreadas en vivo para que usted pueda apreciar de manera diferente la música y la ilustración.

Antes del cierre, un homenaje a uno de los padres de la música en nuestro país, el maestro Elkin Ramírez, quien lamentablemente falleciera ya hace unos meses, dejando un vacío inmenso para los seguidores de Kraken y el rock latinoaméricano. "Lenguaje de mi piel" en su versión filarmónica sonaba acompañado de imágenes del Titán. Un adiós que nunca será fácil de pronunciar, un legado de tolerancia, de libertad, de amor por nuestra tierra, de respeto por la naturaleza y por la humanidad. El público coreaba “¡Elkin! ¡Elkin! ¡Elkin!” y no era para menos, el Titán regresaba a Rock al Parque, ya no de manera terrenal sino en forma de recuerdo.

El final del primer día de Rock al Parque 2017, estuvo a cargo de dos leyendas, por un lado en la tarima Bio, Death Angel, la cual estuvo agradecida con el público colombiano, al tener una afición tan adepta y más al escuchar a todo el público cantar los coros de su álbum más reciente “The Devil Divide” lanzado en 2016. Por otro lado en el escenario Plaza, una de las agrupaciones más esperadas éste año, Lamb Of God, subía muy puntual a las 9:10 pm, con canciones como “513” (número de la celda en la cual estuvo recluso su vocalista meses antes) o “As the Palaces Burn”, “Engage The Fear Machine”… El frontman de Lamb Of God, comentaba la alegría de regresar a Colombia tras muchos años, tras muchas vivencias, y no perdió oportunidad para tomar una fotografía a todo el público asistente a Rock al Parque, ya sin más por decir se venía el cierre nada más y nada menos con el tema“Rednek”.

Este primer día de Rock al Parque en éste 2017, dejó puro headbanging, mucho disfónico por tanto gritar y sobre todo alegrías ante las presentaciones de 19 agrupaciones que dieron lo mejor de sus puestas en escena. Sin embargo, un llamado que suele hacerse al público colombiano; y es que apoyen a sus artistas nacionales, dedíquele un poco de su tiempo a quienes se adentran en las salas de ensayo una o dos veces por semana y que lo que más desean es ser admirados por su público colombiano. No cuesta mucho y se disfruta mucho conociendo la escena colombiana.

Más fotografías del primer día de Rock al Parque 2017:

Leer tambíen:

En esta nota
Lika Nova presenta dos avances de su nuevo álbum "Repetiría Todo"

Lika Nova presenta dos avances de su nuevo álbum "Repetiría Todo"

Escenario de Estéreo Picnic 2024

La nostalgia del rock de los 90's se tomó Estéreo Picnic 2024

Bime Bogotá se realizará entre el 8 y el 11 de mayo

Conferencias y más de 60 conciertos harán parte el BIME Bogotá 2024

Megadeth regresó a Colombia con dos shows en Movistar Arena

Así fue el regreso de Megadeth a Colombia

El Universo de Black Pumas entre melodías y letras profundas

El Universo de Black Pumas entre melodías y letras profundas

"Ese lugar de ninguna parte", nuevo lanzamiento de La Renga

"Ese lugar de ninguna parte", nuevo lanzamiento de La Renga

Escenario de Estéreo Picnic 2023

Estéreo Picnic 2024 será transmitido por televisión abierta y señal digital

Llega una edición del Primavera Sound 2024 en Barcelona

Deftones, Justice y Phoenix estarán en el Primavera Sound 2024 de Barcelona

Estéreo Picnic 2024 en el Simón Bolívar

El cambio de locación; clave del éxito de Estéreo Picnic 2024