La evolución del pop metal en la historia del rock (Parte 1)

Bon Jovi en sus inicios
Por Juan Daniel Melo el Lun, 09/26/2016 - 09:10

Las siguientes lineas tratarán sobre el género del rock más subestimado de todos, el pop metal, el interpretado por las llamadas hair bands en la altamente criticada década de los ochenta. Mostraré mi posición frente al género, hablando un poco de su evolución histórica, sus exponentes más representativos y su declive inevitable.

El pop metal es, como su nombre lo indica, un estilo de rock que combina elementos del pop como sonidos melódicos y comerciales (en el sentido de que era música que se vendía mucho y sonaba en la radio), coros pegajosos y elementos del hard rock y heavy metal, tales como guitarras distorsionadas, letras que tratan sobre la buena vida (autos, sexo, licor, drogas), el amor y rebeldía. En cuanto a la pinta, su influencia es glam, indudablemente: cabelleras largas, maquillaje, pantalones de cuero y belleza física, entre otras para ganar adeptas vía MTV.

Quienes participaron en bandas de pop metal fueron adolescentes en la década de los setenta, por lo que es usual que citen como influencia bandas de este período, notoriamente Aerosmith, Kiss, Led Zeppelin, Alice Cooper, Steppenwolf, Bad Company, Deep Purple, Ted Nugent y Foghat, entre otros.

El puente entre el hard rock y el pop metal fue construido por Van Halen y Aerosmith, bandas muy exitosas que llevaron a los listados de popularidad varios temas inolvidables que tenían dentro de su contenido hard rock cierto aire de pop, como lo fueron importantes los coros pegajosos. Van Halen, liderados por David Lee Roth, estuvo en onda desde 1978 hasta 1984, ya cuando el mencionado líder se retiró, y justo ahí la banda tomó un giro más pop que rockero con Sammy Haggar (piénsese en las diferencias entre los álbumes consecutivos de la época 1984 y 5150), sin dejar de hacer buenas canciones, aunque de un estilo muy distinto al inicial.

"Hot For Teacher" de Van Halen (1984)

Quienes, digamos, “caminaron inicialmente” sobre el mencionado “puente”, se destacan otras bandas como Judas Priest, Scorpions y Def Leppard; bandas europeas iniciales en la década del setenta, pero que se volvieron populares gracias al pop metal. Es indudable que Rob Halford y compañía le deben varios cientos de miles de copias vendidas a MTV por la presentación de su video “You’ve Got Another Thing Coming”, un himno de principio de los años ochenta del pop metal. Igual con Scorpions (“Rock You Like A Hurricane”, “Still Loving You”), quienes de un perfil bajo durante los setenta, llegaron al súper estrellato en la década siguiente, y Def Leppard, gracias al gran éxito inicial de su álbum "Pyromania" con canciones como “Photograph” y “Rock Of Ages”.

En 1984 surgió una parodia para este naciente género: “This Is Spnial Tap”, película dirigida por Rob Reiner, en la cual se documenta la desastrosa gira de una banda ficticia. Pero esto no fue suficiente para acabar con el género, puesto que en los listados de popularidad musical en Estados Unidos era común encontrar ciertas bandas en sus posiciones altas, como Ratt (“Round And Round”), Dokken (“Alone Again”), Twisted Sister (“We’re Not Gonna Take It”) y Quiet Riot (“Cum On Feel The Noize”), la cual incluso alcanzó a llegar al primer lugar de la lista de Billboard con su álbum "Metal Health", tumbando al genial "Synchronicity" de The Police en el mes de diciembre del año anterior, 1983.

Sin embargo, fue en la segunda mitad de los ochentas cuando este género llegó a su cenit, cuando el álbum "Slippery When Wet" de Bon Jovi, banda de New Jersey, Estados Unidos, llegó al número uno en 1986 en la lista de álbumes musicales en Billboard, y adicionalmente el sencillo “You Give Love A Bad Name” del mencionado álbum, hizo lo propio llegando al primer lugar en la lista de Billboard de canciones. Esta exitosa fórmula fue seguida por Def Leppard con el álbum "Hysteria" (de 1987, que con una increíble unión de ya clásicos sencillos rockeros y la producción de Robert JohnMuttLange se acomodó firmemente como la más vendedora de las bandas pop metal, y aún en posteriores décadas como incluso en el siglo XXI continuaba grabando y vendiendo más discos), Whitesnake ("Whitesnake", 1987) y Mötley Crüe ("Dr. Feelgood", 1989), solo mencionando algunos de los casos más exitosos del pop metal.

"You Give Love a Bad Name" de Bon Jovi (1986)

Con Bon Jovi, de modo igual, se popularizaron las modas de visualización glam: atractivos físicos por parte de los miembros de las bandas musicales, uso de maquillajes (cortesía especial de Mötley Crüe, californianos a su vez influenciados por Alice Cooper), música en tonos más alegres, descrita por Dee Snyder de Twisted Sister como happy metal, por lo cual en este período empezaron a traerse más aficionados femeninos en mujeres, niñas y adolescentes incluso masculinos.

En este período, adicionalmente, se empezó a reconocer la existencia de un subgénero dentro del pop metal, la balada del poder, o power ballad, el cual se convirtió casi que en un requisito para que una banda tuviera éxito. Se dice que la primera power ballad de éxito fue “Home Sweet Home” de Mötley Crüe en 1985, pero tiene claros antecedentes setenteras en grandes canciones como “Beth” de Kiss, “Love Hurts” de Nazareth, “Dream On” de Aerosmith y “Babe” de Styx.

Ya en este período de la segunda mitad de los ochenta después de “Home Sweet Home” fue que empezaron a aparecer aún más power ballads como “Nobody’s Fool” de Cinderella, “Heaven” de Warrant, “Don’t Close Your Eyes” de Kix, “Carrie” de Europe, “Fly To The Angels” de Slaughter y “I Remember You” de Skid Row, en conjunto aún con más bandas como las acá mencionadas anteriormente, como “Is This Love” de Whitesnake, “Love Bites” e “Hysteria” de Def Leppard, “Wihtout You” de Mötley Crüe y “Every Rose Has Its Thorn” de Poison, canción que también con “I’ll Be There For You” de Bon Jovi alcanzó el primer lugar en los listados de sencillos musicales de la lista de Billboard.

El éxito del pop metal fue tal, que sirvió como pretexto para darle un nuevo aire a otras bandas y artistas rockeros veteranos como Kiss (“Tears Are Falling”, “Forever”), Aerosmith (“Love In An Elevator”, “Janie’s Got A Gun”), AC/DC (“Moneytalks”, “Thunderstruck”), Ozzy Osbourne (“Shot In The Dark”, “Crazy Train”) y Alice Cooper (“Freedom”, “Poison”), y hasta hubo una creciente cantidad de mujeres cantantes en el género, como Joan Jett And The Blackhearts (“I Love Rock And Roll”, “I Hate Myself For Loving You”), Vixen (“Love Is A Killer”, “Cryin’”), Lita Ford (“Kiss Me Deadly” y “Close My Eyes Forever” en dúo con Ozzy Osbourne). Pero a pesar de la gran cantidad de éxitos que se estaban cosechando a finales de la década de los ochenta, su final estaba cerca.

“I Hate Myself For Loving You”, de  Joan Jett & The Blackhearts (1988).

►CLICKEA PARA LEER LA SEGUNDA PARTE

NOTA: Esto se escribió para una clase de Historia del Rock en la Universidad de La Sabana, clase dirigida entonces por el profesor Hernán Prada, durante el segundo semestre del 2002.

Contenido relacionado
Aerosmith, los chicos malos de Bóston se presentaron por tercera vez en Bogotá el 29 de septiembre, en el parque Simón Bolivar de Bogotá como parte...
Stayway y Revólver Plateado tocarán junto a Aerosmith en Bogotá
Este jueves se presentará la legendaria banda Aerosmith en Bogotá como parte de su tour de despedida, y se han dado a conocer los nombres de las dos...
Motley Crue a finales de los 90´s
Esta es la segunda parte de este analisis que aborda la evolución y el declive del pop metal desde finales de la década de los ochenta y finales de...
Escenario del Wembley Stadium de Londres el 13 de julio de 1985
El 13 de julio celebramos el “Día Mundial del Rock”; esta celebración surgió a partir de una iniciativa de parte del cantante, actor y activista...

Páginas